Prótesis dentales en Palamós

Prótesis

En Clínica Dental Can Mario en Palamós te ofrecemos los mejores servicios en prótesis dentales para recuperar la función y estética natural de tus dientes.

Las prótesis dentales fijas, o coloquialmente llamadas “fundas”, son prótesis que se unen de forma fija otro diente que está tallado. Pueden ser para un diente (corona) o para varios (puente). Existen varios materiales para realizar una prótesis dental fija, los más usados son metal cerámica y cerámica sobre circonio o alúmina.

Clínica Dental Can Mario prótesis


Sonrisa sin complejos gracias a las prótesis dentales.

Este tratamiento está indicado para pacientes que presenten las siguientes patologías dentales:

  • Dientes rotos que necesiten ser reparados.

  • Para reemplazar dientes perdidos.

  • Fortalecimiento de un diente que ha sido debilitado o roto.

  • Para fortalecer dientes con restauraciones de composite muy grandes.

  • Para dar estabilidad y funcionalidad a la mordida.

  • A nivel estético, puede solucionar manchas permanentes.


Ventajas de las prótesis fijas

Son perfectas para devolver la función y la estética de uno o varios dientes naturales destruido por caries, traumatismos o bruxismo.

Además, devuelven la función y la estética a un diente que no tiene la anatomía, estructura o coloración correcta.

Son muy estéticas, están recubiertas totalmente por porcelana, aunque para darle resistencia su núcleo es metal.

Prótesis removible

  • Dentadura perfecta extraible y económica.

  • Las prótesis removibles son aparatos hechos de resina y metal que sustituyen piezas dentales ausentes. Son extraibles, por lo que el paciente puede poner y sacar la prótesis cuando quiera.

La prótesis removible es una solución económica para reponer la pérdida de piezas dentarias.


Mediante el uso de la más moderna tecnología y materiales de última generación, las prótesis dentales ahora pueden ser diseñadas para parecer más naturales y hacer que te sientas más cómodo. Aquellas personas que la llevan, acaban por no darse ni cuenta de que llevan dentadura postiza.